Fundación Wiese comienza con los Talleres de Padres de Familia: “Te acompaño en tu desarrollo”

Fundación Wiese comienza con los Talleres de Padres de Familia: “Te acompaño en tu desarrollo”

Desde abril del 2016 la Fundación Wiese inició la segunda fase del Proyecto Calidad Educativa que lleva por nombre “Mejor clima escolar, mejores aprendizajes” y que trabaja con directores, subdirectores y docentes de 14 escuelas públicas de Lurín y Pachacamac. Esta segunda fase tiene como objetivo principal mejorar significativamente el clima institucional y de aula para favorecer el desarrollo de mejores enseñanzas y aprendizajes.

En el marco de ese objetivo, la Fundación Wiese realizó  un proyecto piloto a forma de talleres dirigidos a padres y madres de familia de dos Instituciones Educativas que son beneficiarias de nuestra propuesta. En estos talleres se pudieron observar los siguientes aspectos más críticos:

  1. Distancia entre la familia y la escuela: poco interés y participación en actividades de la escuela y en lo que concierne a sus hijos como por ejemplo el aprendizaje o el comportamiento.
  2. Distancia entre la familia y el niño o adolescente, conforme van creciendo la familia de alguna manera se desentiende. Se percibe negligencia en muchos casos.
  3. Uso del castigo físico como una forma de educar y criar a sus hijos, repitiendo patrones de cómo fueron criados ellos de niños. La violencia está justificada.
  4. Inequidad de género: las niñas tienen más responsabilidades que los niños en las tareas del hogar, muchas de ellas asumidas obligatoriamente aún cuando estas no correspondan con la edad. También se repiten los patrones de las responsabilidades que asumieron las madres desde niñas.
  5. Escasa educación de las madres e historias de embarazo temprano y adolescente que se observó se repite en las hijas mayores de las que participaron de los talleres. Si bien las hijas mayores concluyeron la secundaria, ellas se embarazaron tempranamente como sus madres.

Luego de trabajar con los padres y madres de familia, se consiguió que estos tomen conciencia sobre la importancia de contar con un entorno positivo para sus menores hijos, pudiéndose lograr los siguientes objetivos:

  1. Descubrir y tomar conciencia que como padres y madres la tarea no ha terminado y que es necesario realizar un acercamiento a sus hijos en esta etapa de desarrollo que es la adolescencia y hacer efectivo su acompañamiento.
  2. Tomar conciencia de un mayor acercamiento a la escuela, un mayor compromiso con la educación de sus hijos, sumar esfuerzos.
  3. Un cierto cuestionamiento al uso de la violencia y el uso del castigo físico.
  4. Comprender que el cuidado de los hijos e hijas es integral no solo abarca un aspecto.
  5. Comprender los patrones que se repiten y son necesarios cambiar: modos de crianza, roles de género, embarazo temprano, educación sobre todo de las mujeres (Esto es aún incipiente).

Por ello, desde este año, el Proyecto Calidad Educativa: “Mejor clima escolar, mejores aprendizajes, ha incluído dentro de sus actividades regulares el trabajo con los padres y madres de familia de las 14 escuelas que dirigimos, buscando contribuir a mejorar y fortalecer las relaciones entre padres e hijos y las relaciones entre los padres y la escuela; con el fin detomar conciencia de la responsabilidad como padre-madres desde el Ser y la promesa, y no solo desde el hacer-hacer.

El cuidado en la crianza de los hijos

En estos talleres también buscaremos identificar y prevenir conductas de riesgo social: adicciones (alcohol, drogas), embarazo adolescente, violencia en el hogar y la escuela. Uso de internet y redes sociales (cabinas en el barrio). Otras áreas del cuidado, cuerpo, comportamiento, salud, espíritu y aprendizaje.

En el caso de los niños pequeños se incidirá en el cuidado acorde con su edad.

Consecuencias versus castigo

Un tema importante dentro de los talleres es que los padres y madres comprendan la diferencia entre castigo (hacer daño) y consecuencias de nuestros actos. La propuesta de presentar las consecuencias como la posibilidad que el niño/joven puede elegir acciones positivas para su vida. Por otro lado, le enseñamos a nuestros hijos a reflexionar críticamente, sobretodo asumir responsabilidad sobre sus actos, incluido el poder aprender de sus errores. Por otro lado, el castigo presenta resultados negativos para la salud física y mental de las personas sobre-todo al hacer uso de la violencia física y psicológica. (Estadísticas y leyes de protección a nivel nacional e internacional del niño-niña-adolescente).

Cada Taller tendrá una duración de 3 horas cronológicas, que se realizarán en las siguientes fechas:


“El clima en el aula que se logra permite que los estudiantes puedan generar opciones creativas para resolver problemas, presentar sus posiciones de maneras asertivas, escuchar activamente a los demás, tomar diversas perspectivas, generar empatía con sus compañeros y poner en práctica su pensamiento crítico frente a lo que pasa en su contexto cercano.” (Enrique Chaux)

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *