La Bienal de Venecia premia el arte alemán