El cuidado de las emociones: La emoción de la ternura

19 Ene

El aislamiento social obligatorio nos ha afectado a todos, pero muy en especial a los niños y niñas, quienes no pueden salir de casa como lo hacían antes. Es en este contexto, en el que debemos, como padres y madres, estar al tanto de sus emociones y ser capaces de conectar tanto con los hijos como con las hijas para cuidarlos mejor. Es así que la Fundación Wiese ha puesto a disposición del público una plataforma digital denominada Familia: Entornos Seguros, que forma parte de su Programa Calidad Educativa, con una serie de videos que tienen el propósito de ayudar a establecer entornos seguros para las familias.

En esta oportunidad, Sara Encinas, coach, educadora y consteladora familiar, nos explica acerca de la emoción de la ternura, cuál es su importancia y qué debemos hacer como padres y madres para fomentar este sentimiento.

Ejercicio para conectar con tus hijos e hijas

Antes de empezar con los ejercicios debemos saber que la emoción de la ternura es un mecanismo de protección clave para la supervivencia del vivir. La coach Sara Encinas aconseja a los padres hacer el siguiente ejercicio, con cada uno de sus hijos e hijas para, de esa forma, comprender mejor la emoción de la ternura.

A partir de esto último, Sara Encinas invita a los padres y madres a renovar esa promesa que hicieron a sus hijos e hijas la primera vez que los tuvieron entre sus brazos y que les permita conectar con ellos. A esto es a lo que se llama la emoción de la ternura.               

¿Qué es la emoción de la ternura?

La coach en familias afirma que la ternura es un mecanismo de protección esencial para la supervivencia del bebé, ya que un recién nacido no podría sobrevivir sin que haya una conexión con sus padres, es decir, sin que haya afecto y amor. Y este cuidado no solo es necesario en bebés que acaban de llegar a este mundo, sino que es importante en las diferentes etapas de la vida de tus hijos e hijas.

En otras palabras, para Sara Encinas la emoción de la ternura está estrechamente ligada con expresar cuidado, conexión con el ser padre y madre; velar por la integridad de los hijos e hijas, ponerse en su lugar; confiar en ellos y ellas.

¿Qué pasa cuando la ternura está ausente?

La ausencia de la ternura en el hogar significa que como padre o madre hemos dejado de cuidar de nuestros hijos e hijas. Esta ausencia de ternura se manifiesta a través de la violencia, ya sea esta física, mental o emocional. La coach pone como ejemplo, el castigo que acostumbran a dar algunos padres y madres y que consiste en “dejar de hablar” a los hijos en señal de estar molestos con ellos. Esto, dice Sara Encinas, es una forma de agresión y como padres hay que evitarla. En su lugar, si un niño o niña no ha aprendido algo que le hemos querido instruir, hay que buscar nuevas formas de enseñárselo ya que ellos están siempre en una etapa de aprendizaje y crecimiento.

¿Cómo cultivar la ternura?

La mejor forma de cultivar la ternura es estableciendo una conexión con los hijos e hijas. Además:

  • Estando presentes en sus vidas.
  • Interesándose por lo que los hijos e hijas dicen, hacen, muestran, etc.
  • Dando amor incondicional.
  • Brindando protección o cuidado sin recurrir a ningún tipo de violencia.
  • Estableciendo una buena comunicación.
  • Realizando pedidos claros.
  • Practicando actividades que nos acerquen a nuestros hijos e hijas.

Fundación Wiese alienta el cuidado de las emociones “Las Familias: Entornos Seguros” es una serie que forma parte del Programa Calidad Educativa en el cual se tratan temas como el cuidado de las emociones. En el capítulo 5, titulado “La Emoción de la Ternura” se contó con la participación de Sara Encinas, coach, educadora y consteladora familiar. Puedes ver el video completo aquí: