Estrafalario: una empresa social que se reinventó durante la pandemia

07 Oct

Estrafalario es una marca de moda urbana que ofrece prendas de vestir y accesorios de diseños versátiles y originales. Esta marca está dirigida a mujeres que se encuentran activas económicamente y, a diferencia de su competencia, ofrece a sus consumidoras la posibilidad de generar a través de su compra, un impacto social y ambiental.

Valery Zevallos, gerente general de Estrafalario, convirtió a la marca en una empresa de moda que viste con alma. Le dio un rostro social al trabajar con mujeres en situación de vulnerabilidad y también le puso el sentimiento ecológico al emplear insumos sostenibles y reciclados. Sin embargo, en pleno crecimiento llegó la pandemia y con ella la crisis económica. Estrafalario debía reinventarse, ajustar la creatividad y mirar nuevos horizontes o perecer como muchas empresas. Valery es de las que no se amilanan y decidió batallar. Aquí nos cuenta un poco de esa historia.

El vuelco del e-commerce

En el 2019 el e-commerce en Perú había registrado un crecimiento del 30% con respecto al del año pasado, una de las tasas más altas de la región. Sin embargo, aún nos ubicábamos en el sexto lugar en Latinoamérica. Este canal de comercio electrónico, como indica Valery Zevallos, resultaba no tan atractivo porque la gente tenía desconfianza de comprar por internet; sin embargo, todo cambió con la pandemia. Las ventas por comercio electrónico aumentaron porque se convirtió en casi el único canal de ventas.

Asimismo, se impulsó el canal digital a través del e-commerce y las redes sociales. Hoy en día las ventas solo por ese canal aumentaron en 358%.

Hemos trabajado con influencers y actores reconocidos en el medio que han recomendado nuestros productos. Incluso hay empresas grandes que nos han buscado como una forma de ayudar al emprendimiento local. Empezamos en la cuarentana con 21 mil seguidores en Instagram, actualmente tenemos 27 mil, lo que se ha reflejado en las ventas”, señala Valery.

La esencia de la marca se mantiene

Estrafalario es una empresa con un importante vínculo social y a pesar de los efectos de la pandemia en la economía, se ha permitido crecer en el número de personal para atender el canal de comercio electrónico. Incluso, a nivel de retail, están ingresando a los principales centros comerciales, lo que da confianza del valor del producto que ofrece. Valery, junto con las internas del penal con las que trabajaba, vieron la necesidad de las mascarillas de protección. Entonces, se aprovechó los saldos de tela y comenzaron a confeccionar estas prendas siguiendo los lineamientos del Ministerio de Salud.

Hemos logrado un convenio con Perú Champs que nos han proporcionado dibujos hechos por niños con los cuales se diseñarán las mascarillas. El 20% de la venta se utilizará para las becas de estudio de estos niños en Innova School”, indica Valery.

Estrafalario y la Fundación Wiese

Estrafalario, junto con otros tres emprendimientos sostenibles, fueron elegidos para recibir asesoría y financiamiento del Fondo Emprendedor, programa creado por la Fundación Wiese. Sin embargo, la aparición de la pandemia cambió el escenario y se tuvieron que replantear las estrategias. No obstante, la Fundación Wiese mantuvo el apoyo constante a Estrafalario.

Los primeros meses la Fundación Wiese nos tomó en cuenta y nos compró mascarillas, esto permitió reactivar el trabajo de las mujeres del penal. El apoyo de la fundación siempre ha estado presente, sentimos su respaldo en las situaciones más complicadas”, señala Valery. El objetivo de Valery Zevallos es posicionar a Estrafalario como ejemplo de una marca de moda con propósito medioambiental y que ha sabido afrontar la crisis que produjo la pandemia, siempre buscando nuevas oportunidades y alianzas.

Te invitamos a conocer más de Estrafalario aquí.