Jóvenes aprenden un plan de vida gracias a Fundación Wiese

12 Dic

Pensar, creer, soñar y atreverse son las cuatro claves que le dan a la vida la fuerza necesaria para alcanzar un propósito. Porque todo nace de tener un pensamiento, una idea, creer en ella, soñar que es posible y atreverse a realizarlo. Este plan de vida es lo que aprendieron decenas de estudiantes de SENATI quienes participaron del taller “Piensa, cree, sueña y atrévete”, organizado por el Programa de Crédito Educativo de la Fundación Wiese.

El taller tuvo el objetivo de fortalecer las herramientas que los estudiantes aprendieron y desarrollaron en el transcurso del año. Al evento asistieron profesionales como Liseth Leiva, psicoterapeuta gestáltica, quien fue la facilitadora del taller, y señaló que los jóvenes tienen un enorme potencial para utilizar estas herramientas de manera individual y social.

En este taller los estudiantes se conectan y creen en sí mismos, aprenden a expresar y compartir lo aprendido. El propósito es que se atrevan a alcanzar sus sueños”, indica la profesional.

Fundación Wiese de la mano con IPFE

Angélica Vidal, psicóloga, psicoterapéutica gestáltica, con más de 8 años en IPFE (Instituto Peruano de Fomento Educativo), es quien coordina el programa de acompañamiento para los estudiantes beneficiarios del Programa de Crédito Educativo de Fundación Wiese.

Los talleres del programa incentivan el desarrollo de la autoestima, motiva a los jóvenes a encontrarse consigo mismos, que reflexionen de dónde vienen, y que, frente a todas las necesidades, no han dejado de estudiar para forjarse un futuro”, señala.

Se trata de chicos y chicas aspirantes a una carrera profesional técnica, provenientes de los estratos más humildes, pero con una energía de espíritu que les impulsa a escalar hasta lo más alto, dispuestos a convertirse en verdaderos agentes de cambio.

Testimonio de los beneficiarios

Marifé tiene 20 años y estudia diseño gráfico en SENATI, ella cuenta que estaba desesperada por pagar sus estudios y no tenía el dinero. Se enteró del programa de Crédito Educativo de la Fundación Wiese por su tutor. Después de cumplir con los requisitos, hoy es una beneficiaria del programa y cuenta con las facilidades para financiar el préstamo educativo. “Agradezco a todas las personas que han creado este programa porque es de gran ayuda para los que queremos estudiar”, señala Marifé.

Hasta hace un tiempo Rodrigo trabajaba de noche en un grifo y por las mañanas iba a estudiar electrónica industrial en Senati. El ritmo era agotador, hasta que se enteró del programa por la psicóloga del centro de estudios.

 “No tenía el sustento económico para pagar mi carrera, pero gracias a Fundación Wiese podré culminar mi profesión”, dice Rodrigo muy emocionado.

César es otro joven que estudia desarrollo de software y hubo un tiempo en que estuvo a punto de dejar la carrera por falta de dinero.  “El mismo día que decidí dejar de estudiar, vi un aviso del Crédito Educativo de la Fundación Wiese, gracias a ellos puedo seguir estudiando y este año termino mi carrera. Es bueno que la Fundación también brinde charlas y capacitaciones que ayudan a los estudiantes a crecer, tanto personal como profesionalmente”.

¿Qué es el Programa de Crédito Educativo de la Fundación Wiese?

Creemos que la solidaridad es capaz de transformar el destino de las personas y trabajamos en favor de la igualdad en el acceso a las oportunidades para todos los peruanos; consideramos que este Programa de Crédito Educativo es una manera concreta de demostrarlo.” Augusto Wiese Moreyra, miembro de la Junta de Administración de la Fundación Wiese, señaló que esta institución ha destinado un fondo revolvente de US$250,000 para financiar la continuidad y culminación satisfactoria de los estudios de jóvenes de escasos recursos económicos que cursan estudios profesionales técnicos.

El Programa de Crédito Educativo de la Fundación Wiese, operado por IPFE, está dirigido a estudiantes de SENATI de bajos recursos y busca reducir la tasa de deserción educativa y cubrir la demanda insatisfecha de profesionales técnicos calificados que requiere el país.

¿Cómo funciona este programa?

A través de los tutores de SENATI, visitamos a los alumnos y establecemos contacto con sus padres. Ellos nos cuentan sus problemas económicos, de salud o de padres separados. Son personas que trabajan de manera informal y no tienen manera de mostrar sus ingresos. Es una tarea un poco complicada, pero le damos las facilidades a través de una declaración jurada, indicando la labor que realizan. Luego viene el proceso de evaluación que tarda entre cinco a diez días. Finalmente, se dan los resultados”, sostiene Carolina Boza, analista de créditos de IPFE, quien también participó en el taller.

Embajadores del progreso educativo

La meta del Programa de Crédito Educativo de la Fundación Wiese es otorgar 160 créditos. De esta manera, contribuimos a evitar la dimisión por motivos económicos y reducir la gran demanda insatisfecha que existe en el mercado laboral por profesionales técnicos calificados.

Además de ofrecerles financiamiento a condiciones sociales, el Programa de Crédito Educativo de la Fundación Wiese potencia las habilidades socioemocionales de sus beneficiarios, a través de un componente de acompañamiento personalizado y de talleres, facilitando así su rápida y exitosa inserción laboral, luego de concluidos sus estudios.

El año pasado fueron veinte los jóvenes beneficiarios y este año ya son 114, demostrando el éxito del programa, el cual ha permitido que estos chicos sean verdaderos embajadores del progreso educativo. Si deseas conocer más acerca del Programa de Crédito Educativo, te invitamos a seguir el siguiente enlace: bit.ly/CreditoEducativoFW