Llama Pack se reinventa en esta crisis sanitaria

15 Feb

La crisis sanitaria, producto de la pandemia mundial, nos ha afectado a todos, incluso a los emprendimientos sociales que se vienen gestando en el país. Tal es el caso de Llama Pack, una empresa dedicada al turismo social que ha tenido que reinventarse para no perder el objetivo principal de su proyecto, el cual se concentra en la revalorización del llamero y el apoyo a los comuneros del Valle Sagrado en Cusco.

Como se sabe, el turismo ha sido uno de los sectores más golpeados por las estrictas medidas establecidas durante la pandemia. La Fundación Wiese conversó con Alejandra Arias-Stella, cofundadora de Llama Pack, para que nos cuente cuál es la situación del proyecto en este complicado contexto.  

El impacto de la pandemia en Llama Pack

La pandemia ocasionó que el turismo dejara de operar desde la mitad de marzo de 2020, en todo el país. En consecuencia, nos cuenta Alejandra Arias-Stella, no solo no había turismo, sino tampoco ingresos para el proyecto ni el estímulo económico y emocional que los llameros necesitaban para continuar con los objetivos de Llama Pack. Ante esta situación, el equipo del proyecto social emprendió una campaña de recaudación de fondos, con la finalidad de obtener los ingresos que necesitaba para continuar las capacitaciones de los llameros en temas de turismo, crianza de llamas, e incluso el manejo y la prevención del COVID-19 en el entorno turístico.

Del mismo modo, Llama Pack inició un proyecto experimental de venta de abono de guano de llama, con el cual también pudieron seguir generando ingresos, al ofrecerlo a la venta a productores orgánicos locales del Valle Sagrado: Por ahora es un proyecto piloto, no lo hemos movido mucho, pero ha tenido buena acogida”, indica Alejandra.

Medidas de bioseguridad en la breve reactivación del turismo

Afortunadamente no se han dado casos de contagio por coronavirus entre los comuneros con los cuales trabaja Llama Pack, pese a ello, la empresa ha capacitado a sus colaboradores para que puedan seguir los protocolos del MINSA, MINCETUR, y los estipulados por los organismos internacionales.

Esto ha permitido que, en la breve reactivación que tuvo el turismo entre finales de 2020 e inicios de 2021, Llama Pack pudiera atender algunas visitas de familias peruanas interesadas en realizar caminatas con llamas. Sin embargo, las actividades se han vuelto a detener, no solo por las nuevas medidas del confinamiento, sino también por la temporada de lluvias, que va de diciembre a marzo.

La situación de los comuneros del proyecto

Alejandra Arias-Stella nos contó que, si bien los comuneros pudieron sobrellevar el 2020 con las reservas de las cosechas obtenidas el año anterior, la situación para este 2021 es preocupante ya que el retraso de las lluvias ha perjudicado sus cosechas. En este contexto, Llama Pack apeló a una nueva campaña de recaudación con la finalidad de proporcionar a los llameros de la comunidad robustas canastas que les fueran de ayuda por al menos un par de meses, a las familias afectadas.

Alejandra también resaltó la colaboración de la Fundación Wiese, entidad que siempre ha estado al tanto de la situación del proyecto y sus participantes y que, al inicio de la pandemia apoyó a Llama Pack financiándolos y capacitando a los comuneros.

Con respecto al impulso de sus canales digitales, Alejandra señaló que se enfocará en el tema de capacitaciones en buenas prácticas de crianza de llamas, turismo sostenible y educación ambiental que son los tres ejes del proyecto. También están avanzando en el registro de las llamas de los nuevos miembros del Gremio Comunal de Llameros. Todo esto con el objetivo de fortalecer al gremio para cuando retorne el turismo.

Alejandra espera que este 2021 el vínculo que Llama Pack mantiene con los comuneros del Valle Sagrado siga vivo y se fortalezca, “no queremos que se pierda todo lo avanzado en este tiempo, ni el entusiasmo ni el trabajo en equipo con las familias que ya entendieron de qué se trata el proyecto y que son parte del equipo, y que están haciendo algo para mejorar a sus animales. Esa es la meta principal de este año; así como seguir buscando las visitas del turista nacional, la venta del guano, etc.” finaliza Alejandra Arias-Stella.

Si deseas saber cómo ayudar a que el emprendimiento social de Alejandra siga creciendo y al mismo tiempo colaborar con los comuneros del Valle Sagrado, puedes hacerlo en este enlace: https://llamapackproject.com/contribute/